Inicio / Revista revista-ejecutivos / Bitcoin ¿realidad o burbuja?

Bitcoin ¿realidad o burbuja?

Mabel Álvarez / 13/04/2018

En diciembre 2017 un bitcoin se cotizaba en U$D 20.000, una cifra  asombrosa teniendo en cuenta que cuando se creó en 2009, su valor era 0.


La primera transacción en bitcoins que dio valor (U$D 0,01) a la criptomoneda, fue la compra de dos pizzas Papa John’s, que en mayo 2010 le costaron a Laszlo Hanyecz, 10.000 BTC, (lo felíz que estará hoy el dueño de la pizzería).

Creando polémica desde sus inicios, con un historial de subidas y bajadas intensas, el bitcoin, suma importantes detractores, pero al mismo tiempo, millones de inversores. Los Estados primero lo niegan; después lo aceptan. Las webs rebozan de anuncios invitando a invertir. Todo el mundo habla del bitcoin. Pero, ¿es real este auge o se trata de una burbuja?


¿Qué dicen los Nobel de Economía? 

Paul Krugman ganó el premio Nobel de Economía por su análisis de la geografía comercial explicando por qué algunos países controlan el mercado internacional. Ya desde 2013, Krugman, que escribe en importantes periódicos del mundo, dijo que el bitcoin era “malvado” por pretender desestabilizar el sistema financiero mundial. Un año después, calificó a la moneda de estafa y recientemente ha señalado que se trata de una burbuja. Dice que mucha gente está comprando bitcoins sin entenderlo y que es un esquema Ponzi, (esquema especial de operación fraudulenta de inversión).

El también Nobel de Economía Joseph Stiglitz, conocido por su visión crítica de la globalización, afirma que el bitcoin debería ser prohibido. Según él, esta moneda existe al margen de los gobiernos y las instituciones de control por una única razón: “lavado de dinero y evasión fiscal”.

Por su parte, Robert J. Shiller, ganador del Nobel de Economía por su capacidad para la valoración de activos, y quien fue capaz de predecir la burbuja inmobiliaria de EEUU, no se equivocó a finales del año pasado, cuando predijo que el bitcoin iba a caer, y que cuando lo hiciera, su valor no iba a ser igual a cero, sino solo inferior al que en ese momento tenía.


2017, un año increíble para bitcoin 

Si hacemos un repaso del historial de precios del bitcoin en estos casi 10 años de vida, veremos un patrón: subidas drásticas acompañadas de grandes caídas. Pero en cada caída su valor mínimo siempre es superior al de la última caída, por lo que 

la gráfica tiende hacia arriba.  

2017 fue un excelente año para la criptomoneda. Y no solo porque llegó a su valor más alto hasta la fecha: casi U$D 20.000 por bitcoin, sino también porque registró un aumento importante de transacciones y de comercios, firmas y empresas que ya la aceptan como forma de pago válida. El banco on line más grande de Noruega, Skandiabanken acepta cuentas en bitcoin. Rusia y Japón se reconciliaron con la moneda virtual en 2017, y hasta Unicode le proporcionó un símbolo oficial: una B mayúscula atravesada por dos barras. 


Brillo que no deslumbra a los inversores de gran calibre

Como cualquier otra inversión de riesgo, el bitcoin podría traer ganancias como pérdidas. Pensando en invertir sería prudente tener en cuenta algunas cuestiones. 

En primer lugar, al ser una representación digital de valor y no ser emitida por ningún banco central ni autoridad pública, nadie se responsabiliza por ella.

El bitcoin tiene un tope de emisión total de 21 millones que responde a un mecanismo intrínseco que evita la inflación, manteniendo su valor en el tiempo. Esta limitación (tope de 21 millones) hace que su mercado sea relativamente pequeño y de baja profundidad. Actualmente, el mercado de bicoins tiene una capitalización de 180.000 millones de dólares. Parece mucho, pero ese es el valor de compañías como Coca-Cola. Si juntáramos todos los activos del mundo en los que se puede invertir, bitcoin representaría menos del 2% del total. Esa es la razón por la que los jugadores de las grandes ligas en materia de inversión, fijan su atención en otros horizontes.


3 Riesgos de invertir en bitcoins

- Cualquier inversión de riesgo puede hacernos perder dinero, pero este activo es tremendamente volátil, en cuestión de segundos su precio sube y baja, quedando fuera del control del inversor pequeño. 

- No sería la primera vez que una casa de cambio online que ofrece bitcoins cierre de la noche a la mañana, sin dar noticias del dinero de sus inversores.

- Perder las claves de acceso, o que las roben, es suficiente para perder la inversión definitivamente, dada la estructura anónima del bitcoin y su falta de respaldo.