Inicio / Revista revista-ejecutivos / Cosechando desarrollo a través de las relaciones internacionales

Cosechando desarrollo a través de las relaciones internacionales

Diego Díaz / 17/11/2019

Durante el evento Diplomacia Económica para el Desarrollo, el presidente del Club de Ejecutivos, Yan Speranza inició la charla haciendo referencia a un artículo publicado en un medio español que resaltaba el rol fundamentalmente económico que debía tener hoy día la diplomacia. En este contexto, el presidente del Club de Ejecutivos introdujo al invitado del evento, el ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Antonio Rivas, quien compartió con el auditorio las novedades sobre las tareas diplomáticas con enfoque en los acuerdos económicos que busca establecer el país.


Antonio Rivas - Ministro de Relaciones Exteriores


Rivas realizó un resumen sobre las potencialidades del país y algunos lineamientos que tanto el sector público como el privado deben comprender para que Paraguay pueda cosechar desarrollo a través de las relaciones internacionales. “Cuando nos presentamos al exterior muchas veces idealizamos lo que queremos como país. Para evitar esto, desde la cancillería solicitamos ayuda a la Secretaría Técnica de Planificación para que nos oriente y ayude a que nos enfoquemos en los sectores más convenientes en el momento de mostrar lo que somos y nuestro potencial”, expresó el ministro. 

Confirmó que es prácticamente un consenso en el Gobierno la postura de comenzar a dar valor a la materia prima que Paraguay produce para evitar centrarnos únicamente en las exportaciones de commodities. El ministro Rivas calificó de exitosas las distintas relaciones que Paraguay tiene actualmente, como el caso de la Unión Europea con el Mercosur, otros países de Europa y del mundo. La celebración de Rivas se sostiene en la capacidad de los equipos negociadores de Paraguay y el patriotismo con el que afrontan las conversaciones. 

La seguridad jurídica, uno de los temas más cuestionados al analizar la escasa cantidad de inversiones extranjeras que tiene el país en comparación a otros, fue también abordado por el ministro, sobre lo que argumentó que existe previsibilidad jurídica y que con el tiempo vamos mejorando para acercarnos a panoramas más óptimos. 

“Es fácil desarrollarnos como país porque un empresario que viene a invertir no tiene que lidiar con la incertidumbre de una moneda inestable, ni de una deuda pública que aprieta por otro lado, ni de la seguridad ciudadana porque en comparación con la región, hay más tranquilidad”, destacó. 


El ministro Rivas calificó de exitosas las relaciones que Paraguay tiene hoy con la Unión Europea a través del Mercosur y con otros países del mundo.


En cuanto a las gestiones referentes a la representación de Paraguay en países estratégicos, el ministro adelantó que en dos años se habilitarán al menos 10 embajadas en países como Polonia, República Checa, Hungría, Trinidad y Tobago y Guatemala, mientras que evaluarán si las que tenemos actualmente están siendo productivas. En el caso de no serlo, se cerrará la representación para usar los recursos en países más importantes para los intereses nacionales. 

Luego de felicitar al ministro por transmitir seguridad y criterio económico al hablar de los lineamientos del Ministerio de Relaciones Exteriores, algo que aquel artículo que había leído en España recomendaba para esta era ya bastante globalizada, Speranza le preguntó al ministro Rivas sobre el estado de las negociaciones con los aliados del Mercosur, la Unión Europea y los países de Asia. 

“El acuerdo con la Unión Europea fortalecerá las relaciones del bloque Mercosur, porque de lo contrario fracasaremos en esta encrucijada tan importante. Es hora de que el Mercosur empiece a trabajar en escalas productivas. Paraguay tiene que invertir en conectividad para que su producción llegue a los otros países del Mercosur”, contestó el ministro Rivas. 

En este sentido se refirió a la ruta Bioceánica como un buen inicio de integración regional en términos productivos. 

El canciller se detuvo más tiempo en mencionar los avances con Brasil, un país con intereses muy grandes en Paraguay y con el cual estamos enlazados por compartir Itaipú, el aliado más importante en los años venideros según Rivas. 

Paraguay deberá iniciar un proceso en el que debe decidir si desea continuar cediendo energía a cambio de compensaciones o establecer las condiciones para aprovechar la energía y desarrollarse industrialmente. “Es necesario establecer un diálogo amplio con diversos actores de la sociedad y lograr que las personas con cualidades políticas, que estarán dentro del proceso de negociación, entren en contacto con los aspectos técnicos para tener mejores perspectivas”, apuntó.

Otro aspecto comentado fue que para fin de año es posible que el acuerdo automotriz con Brasil esté ya cerrado, en términos similares a lo que se logró concretar con Argentina. 

Sobre Europa, el canciller reiteró que pone todas sus fichas en el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, pacto que según Rivas en seis o siete meses tendrá ya los detalles que deberán ser ratificados en los parlamentos correspondientes. 

También adelantó que en marzo 2020 una comitiva paraguaya iniciará conversaciones con contactos muy importantes en España.


Paraguay debe decidir si desea continuar cediendo energía por pago o crear las condiciones y aprovechar la energía para desarrollar su industria.


Un caso complejo

Un momento que muchos estuvieron esperando fue cuando el canciller se refirió a las relaciones con Taiwán y la importancia de China continental como socio comercial. Rivas aclaró que no es Paraguay sino China la que se resiste a establecer relaciones diplomáticas. “Paraguay ya importa cerca de US$ 6.000 millones al año y si abrimos las relaciones con China, ingresarán artículos como camisas o zapatos a precios muy bajos, por lo que barrerán nuestra industria nacional”. En contrapartida el canciller dijo que probablemente lo único que Paraguay pueda exportar al mercado chino sea carne, que hoy tiene 70 mercados abiertos.

Sin embargo, cuestionó que Taiwán invierta en países de la región donde no tiene relaciones diplomáticas -teniendo al embajador de Taiwán en la sala. Textualmente expresó “Paraguay no necesita limosnas, sino que inviertan, porque así ganan Taiwán y Paraguay”. 

Entretanto, nombró como un gran logro el cupo extendido para la importación de carne paraguaya que estableció Taiwán. 

Por último el ministro de Relaciones Exteriores comunicó oficialmente que Paraguay entablará futuras negociaciones con Singapur en el marco del Mercosur, como también acuerdos comerciales con Corea del Sur y Vietnam. 


Nota de la edición no. 113 Noviembre 2019