Inicio / Revista revista-ejecutivos / Recursos Humanos Google

Recursos Humanos Google

Club de Ejecutivos / 06/01/2020

En 2015, Laszlo Bock responsable de la gestión de personas en Google, revolucionó el concepto de Recursos Humanos con la publicación de este libro, en el que revela los métodos disruptivos que tanto éxito han tenido en el manejo de sus colaboradores.


Autor: Laszlo Bock


En Silicon Valley la fórmula se regó como pólvora con resultados idénticos, convirtiéndose rápidamente en un paradigma a seguir. ¿Qué descubrió Laszlo Bock que no supiéramos? En realidad Bock no necesitó una visión especialmente perspicaz para percatarse de lo evidente: “si pasamos más tiempo trabajando que haciendo cualquier otra cosa, ¿es lógico que el trabajo resulte una experiencia desmotivadora y poco humana?”

Lo que sí necesitó el vicepresidente de gestión de personas de Google -y lo consiguió- es que la compañía adoptara las herramientas propuestas por él para cambiar esa realidad. 

Se sabe que la relación entre el empleado y el empleador se transformó con la llegada a la edad laboral de la generación millennial. Laszlo no es un gran filántropo y Google no gasta millones en mejorar las condiciones de trabajo de sus equipos -a niveles insospechados en Paraguay- solo para figurar en las publicaciones y generar marketing para la compañía. Se hace porque funciona.

Laszlo y Google se dieron cuenta de que su activo más importante son las personas. Perder empleados con talento puede resultar realmente caro. Por otra parte, ¿puede un empleado descontento dar lo mejor de sí?

Por otra parte, no basta con gastar en capacitación pues si el empleado no tiene la actitud adecuada, dicha capacitación no llega a rentabilizarse. Y este es un problema frecuente en las empresas que gastan sumas considerables en la formación de sus colaboradores y después no ven el impacto real en el trabajo diario.

Bock comenta en el texto la manera en la que Google resuelve este problema: fomentando la cultura dentro de la organización y cuidando de tratar a las personas con decoro. Lo cual reconoce como esencial especialmente para aquellas empresas que dependen del talento.

En este sentido Google tiene programas en los que permite a sus empleados disponer de un día a la semana para que desarrollen proyectos propios y así mantener un ambiente laboral libre, creativo y lúdico. Porque la gente cuando se le trata bien, se le valora y se le da los medios necesarios para innovar, se vuelve más eficiente, creativa y desarrolla un gran sentido de pertenencia y compromiso.

La nueva fórmula del trabajo está plagado de iniciativas que han arrojado resultados increíbles a Google y que son fáciles -baratas y hasta gratuitas- de implementar por otras empresas. 


Algunos de los revolucionarios principios que ofrece la lectura de este libro

1. Despoje de poder a los directivos y déselo a los empleados. En Google, cuando alguien llega a un puesto que implica mayor responsabilidad se le enseña a escuchar a los demás y a guiar al equipo hacia objetivos comunes. Para Laszlo Bock los empleados deben tener mucho margen de decisión, incluso más que sus propios jefes lo cual ayuda a que se sientan más valorados.

2. Aprenda de sus mejores empleados, y también de los peores. Google bonifica a sus mejores empleados. Además tiene un sistema de incentivos para los “no tan buenos” ya que la compañía considera que todo es aprendizaje. Existe incluso una prima para los fracasos que parten de ideas que la empresa valoró positivamente, pero que al ser probadas no dieron los resultados esperados.

3. Contrate solo a personas que sean más inteligentes que usted. Aunque esto implique mayor desembolso de dinero. Las razones son obvias: llegarán a donde usted no puede llegar.

4. Pagar de forma injusta es lo más justo. Bock piensa que pagarle a los más sobresalientes de la empresa un 80% más que a la media es lo correcto. De no hacerlo el talento se puede ir a otra compañía. Todas las personas son importantes pero algunas son claves.

Según el autor del libro “cuando los empleados confían en sus líderes se convierten en embajadores de la empresa, y a su vez, fomentan un cambio progresivo en sus familias, la sociedad y el entorno”.


Solo hay 3 formasde retener el talento

1. Cuidando la calidad de las personas con las que se trabaja.

2. Generando la sensación de que el trabajo que se realizaes significativo.

3. Mezclando la innovación,la eficiencia y el sentidode pertenencia.



Nota de la edición no. 114 Enero 2020