Venta digital y experiencia

/ / Venta digital y experiencia

Raquel Dentice, socia del Club de Ejecutivos.

El proceso de venta digital requiere experiencia en cada punto del viaje del cliente para su satisfacción y hacernos más competitivos.

El crecimiento inusitado del comercio electrónico en Paraguay, impulsado por la pandemia, está cobrando valores históricos. Los que nos invitan a abordar una realidad que da cuentas de cambios en los hábitos y necesidades de los clientes y en la manera en que las empresas entregan valor y se diferencian en un nuevo contexto.

Diseñar una experiencia digital implica conocer en detalle las particularidades, necesidades, intereses, motivaciones, situaciones que transita nuestro cliente desde un enfoque que hoy se conoce como “buyer persona”, de manera de entenderlo empáticamente y con evidencias.

Si hoy nos centramos en la prospección para que la venta digital sea satisfactoria y efectiva habrá que considerar al menos tres elementos claves: tecnología, recursos humanos y procesos.

La tecnología orientada al relacionamiento con el cliente nos debe permitir interactuar, personalizar, automatizar procesos y unificar la visión en una plataforma colaborativa e integrada con el resto de los sistemas de la compañía de manera a ofrecer una experiencia consistente.

En cuanto al equipo de colaboradores, es vital que se encuentren formados en las capacidades digitales que el nuevo entorno requiere, además deben comprender y comprometerse con el cliente y el negocio desde un enfoque ágil.

Por último, es clave contar con procesos de interacción, de entrega de productos, servicios y administrativos coordinados con un efectivo monitoreo de la calidad y la satisfacción.

Poner al cliente en el centro, gestionar su experiencia más allá del canal presencial o digital se convierte en el diferencial competitivo que siempre valorará.