2020, ese año inigualable


Publicado en: 5Días
Publicado el: 23-11-20
/ / 2020, ese año inigualable

Por Lauro Ramírez López, socio del Club de Ejecutivos

Intentemos ver cosas positivas de este año tan difícil que se va yendo, y de la manera más sintética y puntual.

Vivimos un acontecimiento único de dimensiones universales en el más amplio sentido del término. No importa la ciudad o el país, todos nos encerramos en nuestras casas. Algo único y… ¿positivo?

Si nos imaginamos que estar encerrados significaría tener más tiempo, fallamos. El tiempo se acaba rápido solos, acompañados, encerrados o en libertad. Son los signos de los tiempos. Aunque estiremos el reloj… huye de nosotros.

Las informaciones oficiales corren en paralelo a las teorías conspiraticias. Para eso están las redes sociales. Y lo más increíble es que ambas se confunden hasta que la misma realidad parece diluirse. Hoy quien sabe lo que sucede de verdad se puede considerar un privilegiado.

Las reuniones virtuales irrumpieron y no se van a ir. Aprendimos a reunirnos sin reunirnos físicamente, como indica el mismo término. El teletrabajo cambió el formato de relacionamiento laboral, y hoy Zoom reemplaza con gran suceso la presencia de los actores en una misma oficina.

La educación a distancia, que ya existía, se volvió obligatoria. En el mundo, la educación de nivel medio y la terciaria se repotenciaron en modo virtual debido a su necesidad de subsistir, con suerte dispar. No son iguales todas las plataformas ni los resultados. Y la educación y los países siguen buscando su mejor versión.

Internet se expandió junto al mundo digital por la necesidad de conexión no física.

Finalmente, todos nos volvimos más humanos y comprensivos, dada la común circunstancia que nos afectó a todos.