Ante la grave pandemia, vacunar y vacunar


Publicado en: La Nación
Publicado el: 18-05-21
/ / Ante la grave pandemia, vacunar y vacunar

Por Matías Ordeix, socio del Club de Ejecutivos.

Premisa indiscutible, “sin vacunas no hay vacunación, sin vacunación seguiremos feneciendo en pandemia”. Este es realmente el único camino que debemos tomar los paraguayos sino queremos ver cada vez más fallecidos, y muertes económicas. ¡Precisamos ya las vacunas! Si no seguiremos hundiéndonos como nación. Los cuidados, las mascarillas, el distanciamiento sí perfecto, pero estos son solo paliativos a los síntomas, debemos ir a la raíz del problema. Y este problema en Paraguay se llama ineficiencia publica para gestión de compra de vacunas.

Sin duda hemos errado, y mucho, en lo que respecta a gestión de compra de vacunas. La compra se concreta cuando la vacuna llega, no cuando la misma se paga. La pésima de gestión de negociación en temas sanitarios, a través de los Ministros de Salud y de Relaciones Exteriores, Embajadores con bajísima eficiencia, que no han podido colaborar para negociar debidamente contratos y cantidades mínimas necesarias, denotan una deficiencia enorme. El presidente de la Republica por supuesto es el principal responsable, que seguramente procura… pero esto se mide en resultados, Señor Mario Abdo, y el aplazamiento es notorio.

Los empresarios estamos para apoyar, pero también para juzgar. Desde diferentes gremios y asociaciones hemos manifestado nuestro interés en apoyar la gestión de logística, software y demás temas internos. Sin embargo, la gestión de compra y recepción de las vacunas es de ustedes señores gobernantes. Señor presidente, le rogamos que se involucre directamente, haga usted la gestión con personas debidamente calificadas y negocie personalmente las vacunas que todos los paraguayos merecemos.

Seguimos viviendo de dadivas, la mitad de las pocas vacunas que recibimos son donaciones, suman, pero precisamos cantidades en otro nivel. Promesa tras promesa, semana a semana siguen padeciendo nuestros amigos y familiares las pérdidas de seres queridos. Es muy injusto que el “que tiene” pueda viajar al exterior a vacunarse. Y es mortal que haya gente vacunada localmente sin haber cumplido los requisitos.

Los empresarios estamos cansados de pagar nuestros impuestos que pagan sueldos de miles funcionarios públicos que no trabajan eficientemente, y esta baja eficiencia de gestión es una nueva prueba de ello. Además, como si fuera poco, muchos sectores deben sufrir las restricciones porque el Gobierno no ha hecho una gestión adecuada de compra de vacunas. ¿Le parece justo que quienes han invertido años y años, ofreciendo fuentes de trabajo dignas deban decirle a su gente que ya no pueden pagarle sus sueldos porque las restricciones mataron su negocio, sus sueños, el futuro de sus familias?

Señor presidente, los empresarios queremos un mejor país, colaboramos para ello y hacemos nuestra parte, pero le pedimos más compromiso en este momento con respecto a compra de vacunas. Si esto no se logra en próximos meses, no saldremos más a flote, y nos ahogaremos en una pobre realidad económica y triste situación sanitaria. Por favor “compre y traiga vacunas”, señor presidente, es el ruego de todo nuestro angustiado y cansado pueblo paraguayo.