Cuestión de solidaridad


Publicado en: 5Días
Publicado el: 12-04-21
/ / Cuestión de solidaridad

Por Raquel Colman, socia del Club de Ejecutivos. 

En el mundo se desataron enormes desafíos a raíz de la pandemia, la cual generó una gran lupa sobre los gobiernos y la humanidad. 

No pretendo describir nuevamente la situación actual desde el principio porque la conocemos minuto a minuto y eso comprime de manera permanente al corazón, pero sí me detengo a reflexionar sobre la contundencia del rol de la solidaridad para disminuir el impacto de esta.

Hace pocos meses perdí un familiar muy cercano y ya a decenas de amigos, me detengo a graficar una situación que atravesé cuando un miembro de mi familia núcleo dio positivo al COVID y quedó internado en estado grave. Ante mi desconocimiento por los procedimientos y alternativas para obtener asistencia privada, me dispuse a compartir mi aflicción con algunas personas cercanas y puedo decir hoy que hemos ganado esta batalla.
Recibí apoyo de personas, que no me conocían inclusive, pero en todo momento y sin perder tiempo se ofrecieron y gestionaron sus conocimientos en favor de responder mis dudas y darme suficiente información para llevar adelante las necesidades en general de manera correcta.

Cada minuto cuenta y ya no vuelve, por eso es que gestionar la necesidad de manera efectiva es clave. La solidaridad no es dar lo que te sobra… sea tiempo, ganas, comida, dinero, ropa, trabajo; en términos de empresa no se puede hablar de solidaridad si no se gestiona eficientemente la necesidad para definir su alcance y los recursos.

¡Qué bueno que la solidaridad llegó con todo para quedarse! Y no es solo una cuestión de crisis o pandemia, es un estado natural y actitud diaria que nos permite gestionar eficientemente nuestro talento y recursos en la sociedad.

Es cuestión de alcanzar una eficiente gestión del tiempo, los recursos y el ego para que nada nos tome por sorpresa y trabajemos por un mundo mejor.