Estamos ante una justicia selectiva

/ / Estamos ante una justicia selectiva

Héctor Sosa Gennaro, socio del Club de Ejecutivos.

Urge una “purificación” de todo el sistema judicial.

Uno de los factores que mas inciden actualmente en las decisiones de los fiscales y jueces esta increíblemente en las redes sociales, en donde el libertinaje en la opinión permite que personas irresponsables e inclusive interesadas, puedan incidir en el ánimo y las decisiones de los encargados de impartir justicia

Como si lo mencionado mas arriba fuera poco, y lo que es mas grave, en nuestro característico país, se da una vez más una figura muy especial en el que la justicia no esta supeditada a clases sociales, ni a poderes de facto por la democracia en que se vive, sino a intereses sectarios de pequeños grupos de poder, que, al estar infiltrados en los organismos principales de decisión, crean una claque impenetrable, que causa un daño irreparable a la sociedad.

Estamos siendo testigos todos los días de situaciones extremadamente graves, en las que ante la evidencia incontrastable de la comisión de delitos y estafas por personas inescrupulosas, al Estado Paraguayo, son puestas en duda y hasta cuestionadas, creándose grandes foros, y discusiones en las que conocidos sofistas sin ningún desparpajo, defienden situaciones inverosímiles ante la impávida impotencia de los ciudadanos.

Definitivamente es necesaria una “purificación” de todo el sistema judicial, que evite que exista una justicia selectiva, que solo ocurrirá cuando todos los estamentos del Poder Judicial ofrezcan la solvencia profesional; moral y probidad que deben caracterizar a los jueces y fiscales, para que la ciudadanía tenga la garantía de contar con una justicia pronta; barata y equitativa.