Hacer fluir el pensamiento creativo


Publicado en: 5Días
Publicado el: 08-02-21
/ / Hacer fluir el pensamiento creativo

Por Raquel Dentice, socia del Club de Ejecutivos.

Generar ideas nuevas que agreguen valor a través de la gamificación.

Impulsar una cultura de innovación es un trabajo colectivo y evolutivo, donde el liderazgo consciente y equipos comprometidos desarrollan actividades sostenidas, movilizan procesos sistemáticos y sistémicos para que el valor de lo nuevo tenga lugar en las empresas.

Uno de los pasos en este camino es comenzar a generar ideas nuevas, disruptivas, que mejoren procesos, incrementen beneficios o resultados y que logren un cambio.

Es allí donde la gamificación se aplica para facilitar el proceso. Llevar el juego a la innovación impulsa la generación de ideas y creaciones en un entorno serio y divertido a la vez.  Estas metodologías cuentan con herramientas y dinámicas que orientan a los colaboradores a focalizar en la situación o reto, generar ideas y encontrar soluciones novedosas para ejecutarlas ágilmente.

La gamificación impulsa la co-creación y el trabajo interdisciplinario en que los participantes comparten la misma mirada sobre una situación y entenderla de igual modo, mediante metodologías de solución de problemas enfocadas en equipos de trabajo.

Estas metodologías, basadas en lo vivencial y la experiencia, permiten también detectar y reconocer a personas que, con espíritu innovador, son capaces de aportar al negocio y a la cultura.

Philippe Delespesse, señala que es necesario “aprender a pensar diferente, como personas y como organización”, para saber hacer frente a los nuevos retos que posibiliten la transformación.

Innovar es un proceso que renueva la energía, construye nuevos vínculos, abre las miradas, destraba miedos, libera la imaginación en un ambiente permeable a la exploración de oportunidades y a la prueba de iniciativas. La gamificación facilita que la innovación se exprese, la conduce y hace que fluya en la cultura de nuestras empresas.