La tecnología y las recaudaciones records


Publicado en: Última Hora
Publicado el: 17-01-22
/ / La tecnología y las recaudaciones records

Por Luigi Picollo, socio del Club de Ejecutivos.

Mientras en la calle, la crisis económica a raíz de la pandemia continúa sintiéndose muy dura, la Secretaría de Estado de Tributación bate records de recaudación. En el 2020 el PIB disminuyó 0,6%, mientras que la recaudación tributaria no lo sintió y aumentó 0,35%. En el 2021 se estima un PIB de 5,0%, en tanto la recaudación tributaria aumentó espectacularmente 11,1%.

La verdadera explicación del éxito es el cada vez mayor uso del “Big Data”, la tecnología de inteligencia artificial aplicada a bases de datos cada vez mayores y más complejas. También donde todos nuestros datos personales y empresariales son automáticamente re-verificados en su consistencia y contra los demás actores económicos. La SET sabe mucho más de lo que dice públicamente, y solo no recauda más porque no cuenta con personal suficiente. El Estado tiene pocos centros de excelencia de gestión, el de más alto perfil es el Banco Central, el más discreto es la SET.

El aprendizaje de eficiencia de la SET se está dando a una velocidad astronómica, pues rápidamente copia los sistemas de Big Data Tributarios de la “AFIP” Argentina y la “Receita Federal” de Brasil.  Estos países modificaron su legislación e implementaron tecnología llegando al 2021 a niveles de presión tributaria del 33.1% en Brasil, 28,6% en Argentina, cuando estamos al 13,9% en Paraguay. Una mayor recaudación aún no tiene nada que ver con la honestidad de los ciudadanos de esos países, tiene que ver con la sorprendente sutileza numérica de las computadoras de los entes tributarios que evitan la evasión y los amarran por todos los ángulos. Con el mayor endeudamiento del estado, la hiper-eficiencia de la SET es un tema central para las finanzas del Estado.

La Resoluciones 90/2021 y 104/2021 cambiaron súbitamente la forma de trabajo de todos los contribuyentes físicos y jurídicos, incluyendo los pequeños, obligando a transmitir electrónicamente información que anteriormente solo quedaban en archivos tributarios de papel. De ahora en más no solo se declara importes globales, sino que envían todos los datos relevantes de cada factura; antes se podía crear notas de crédito libremente, ahora se deben de aplicar solamente a facturas ya existentes, etc.

En vez que el contribuyente declare como deducible la factura que quiera, ahora el sistema tributario tiene suficientes herramientas para rechazar automáticamente el comprobante que no sea deducible. Así la SET con tecnicismos quirúrgicos viene silenciosamente eliminando todos los agujeros, interpretaciones y creatividad de los contribuyentes. La mayor parte de la economía estará operando con todos los documentos tributarios (no solo facturas) en forma electrónica mucho antes de la fecha límite de octubre/2024. ¡Todos estaremos en la Matrix! La versión oficial es ayudar a eliminar el papel, pero la verdad es alimentar masivamente de información al Big Data con el único objetivo de recaudar más y más. La tasa efectiva de impuestos ha aumentado. La publicidad del “país del triple diez” (10% IRE, 10% de IVA. 10% de IRP) ya no corresponde a la realidad.

Una gran cantidad de contadores y administradores están sin preparación y anacrónicos frente a la implacable inteligencia artificial tributaria. Muchos de estos profesionales son peligrosos y no lo saben.